26 septiembre, 2007

El Socialismo del Siglo XXI rompió los controles ideológicos del sistema capitalista

1. Derrota estratégica del sistema en el campo de las ideas

La teoría científica del Socialismo del Siglo XXI ha logrado romper la primera línea de defensa ideológica del sistema capitalista que pretendía mantenerlo como una realidad impensable, como un tabú. Hoy día, el debate sobre la nueva teoría es ya un debate mundial y este hecho constituye una derrota estratégica para el sistema.

Ante esta derrota las dos expresiones políticas del gran capital, la corriente fascista y la corriente socialdemócrata-liberal, movilizarán a sus aparatos ideológicos, sus intelectuales orgánicos, sus fundaciones y sus servicios de inteligencia, para impedir la creciente expansión de la nueva idea-fuerza.

Hace una semana, José Maria Aznar, ex jefe del gobierno español, definió en su “Informe Estratégico sobre América Latina” ante la oligarquía de la capital económica del Ecuador, Guayaquil, el “Socialismo del siglo XXI” como “un nuevo comunismo” y llamó a la unidad de quienes se oponen a esa tendencia. Pocas horas después de Aznar, otro vendedor ambulante del imperialismo español, Felipe González, consoló a los congregados liberal-socialdemócratas en la misma ciudad, reasegurándoles que el “futuro del siglo XXI es de la socialdemocracia”.

2. ¿Por qué fallaron los mecanismos de control?

2.1 Calidad científica y carácter de clase de la teoría

Hay varios factores que explican porque los sistemas de contención ideológica del Capital fallaron. El primero es la calidad científica de la teoría que es el núcleo cognitivo de la transformación hacia el Socialismo del Siglo XXI y que se nutre de tres mil años de experiencia social y doscientos años de ciencia económica.

La calidad epistemológica de la teoría se complementa con su carácter de clase, cuyos tres teoremas constitutivos lo definen como un modelo inconfundiblemente anticapitalista: a) la apropiación del ciento por ciento del valor por los trabajadores, menos fondos de inversión y fondos sociales, lo que le confiere un alto Valor Adquisitivo Disponible (VAD) a las mayorías; b) el intercambio por equivalencias y, c) la democracia participativa. Esa identidad es lo suficientemente concreta para vincularse con la realidad burguesa contemporánea ---lo que es vital para hacer alianzas políticas--- pero, imposibilita confundirla con cualquier proyecto reformista, socialista-tradicional o sectario “de izquierda”.

2.2 La dialéctica negativa del capitalismo científico

Las grandes tendencias de financiamiento y evolución de la ciencia actual son determinadas por las tecnologías de punta, particularmente la informática. Siendo ésta el sistema “neuronal” de la industria, del comercio y de los servicios, su extraordinaria expansión y la de las ciencias relacionadas es vital para las empresas y el sistema. Bajo el flagelo de la ley del valor ese desarrollo acelera la generación de fuerzas productivas cibernéticas y refuerza apresuradamente el carácter cibernético de la producción capitalista. Pero, la cibernética es el caldo de cultivo natural en el cual florece el Socialismo del Siglo XXI, de tal manera, que la necesidad sistémica capitalista sirve directamente a los requerimientos logísticos de la economía de equivalencia y la democracia participativa. Es decir, cada innovación del Capital en estas ciencias es un paso más hacia su propia tumba.

2.3 Aurora de la razón crítica socialista

La época glacial del debate mundial, provocado por la caída del socialismo histórico, ha terminado. Vale la sentencia de Bertolt Brecht de que nadie puede parar una idea, cuyo tiempo ha llegado. Científicos jóvenes, veteranos del socialismo histórico y revolucionarios sociales están siendo “arrastrados” hacia la nueva “aurora de la razón”, como diría Hegel. Los aportes de la Escuela de Escocia y de la Escuela de Bremen que rompieron el tabú impuesto, se relacionan cada vez más con las valiosas experiencias de los ex países socialistas, como el ensayo del economista ruso Menshikov sobre Kantorovich (Topicality of Kantorovich´s Economic Model), o del grupo de científicos checoslovacos de Oldrich Kyn et al., vinculados a la Oficina Central de Planeación, quienes calcularon tempranamente valores con matrices de insumo-producto y, en 1967, 25,000 precios de la economía checoslovaka.

Aparecen cada vez más avances, por ejemplo, de grupos que son del Bloque Regional de Poder Popular (BRPP) o cooperan con él: en un país andino se avanza el software de contabilidad socialista; en Argentina, los obreros construyen y calculan un buquetanque en términos de valor; en Ecuador, una coalición entre sindicalistas electricistas (Enlace), campesinos-indígenas (Fenocin) y Derechos Humanos (APDH) rompió el cerco informativo, logró un debate de diez días en los principales periódicos, radios y televisoras del país y creó una página digital de apoyo al Presidente Rafael Correa y al Socialismo del Siglo XXI (www.elcorreazo.com); en Chile, el Polo Izquierdo de la Memoria logró reunir amplios sectores de izquierda y de movimientos sociales en la presentación de la obra, Hugo Chávez y el Socialismo del Siglo XXI, con delegados del BRPP de Argentina, Paraguay, Perú, Bolivia y México; en Venezuela hay sectores campesinos que pretenden pasar a la contabilidad socialista; en Cuba, Pedro Campos analiza los efectos negativos de la estatización de cooperativas cañeras a inicios de los sesenta, y el economista Zubair Hasan de la International Islamic University, Malaysia (IIUM) hizo un estudio comparativo del valor en Ibn Khaldun, Ricardo y Marx (Labour as a source of value and capital formation: Ibn Khaldun, Ricardo, and Marx - A comparison.)

2.4 El papel de los Presidentes

Es un merito histórica de Hugo Chávez, haber proclamado en el año 2005 la necesidad del Socialismo del Siglo XXI.. Sus repetidas intervenciones públicas posteriores mantuvieron viva la flama. Sin embargo, mientras era el único mandatario del nuevo discurso en América Latina, la burguesía mundial pensó que el efecto de contagio iba a ser marginal y controlable. Esa idea comenzó a debilitarse, cuando Rafael Correa se acercó al proyecto de la nueva civilización poscapitalista, y se derrumbó con su última declaración en Buenos Aires, de que va a “construir el Socialismo del Siglo XXI en el Ecuador”. Sobre la base de su formación profesional de economista habrá pronto aportaciones importantes. La cadena del Socialismo del Siglo XXI se prolonga con otro futuro Presidente, el obispo Fernando Lugo del Paraguay quién empieza a identificarse públicamente con el Nuevo Proyecto Histórico.

3. La contraofensiva del Capital

Habiendo perdido el Sistema la primera batalla en el campo de las ideas, montará ahora su contraofensiva. La derecha tipo Aznar utilizará la represión policiaca-judicial y extrajudicial donde le será posible, además de los amplios fondos de los plutócratas que comulgan con él. Los socialdemócratas, liberales y burocracias cristianas bloquearán cualquier financiamiento para grupos sociales que se adhieran al Socialismo del Siglo XXI, y utilizarán sus aparatos ideológicos y académicos para tergiversar la nueva teoría y difamar al nuevo movimiento.

Parte de este fenómeno es el enorme mercado de eventos públicos, financiado por gobiernos desarrollistas y controlado por sus intelectuales orgánicos; al igual que sectores del estéril aparato académico universitario. Ese mercado ya ha entrado en una simulación que pretende una asimilación light del tema. Sin embargo, esa simulación es fácil de detectar. Todo sujeto latinoamericano, cuyo programa de economía política no se basa en los tres principios constitutivos mencionados, y cuya programática política no contiene integralmente los tres ejes de liberación ---desarrollismo democrático regional, Socialismo del Siglo XXI y alianza estratégica republicana entre pueblos y gobiernos--- no es auténtico, sino resultado de la mimesis.

4. El próximo paso

En uno de sus tantos destellos geniales Marx decía: “La teoría se convierte en fuerza material cuando se adentra en las masas”. (Die Theorie wird zur materiellen Gewalt, wenn sie die Massen ergreift.) Hoy por hoy, la teoría se ha “adentrado” en la comunidad científica mundial y el siguiente paso es hacer que “se adentre en las masas”.

Las estrategias del sistema pueden retardar ese proceso, pero no lograrán abortarlo. El Socialismo del Siglo XXI es un producto colectivo de miles de años y un patrimonio de la humanidad, cuyo avance nadie logrará parar.

Heinz Dieterich
Rebelión

1 comentario:

parapiti pora dijo...

PARAGUAY:
OPORTUNISMO DEL SIGLO XXI

(Luis Agüero Wagner)

Ante el insólito espectáculo en la política paraguaya de falsos izquierdistas, revolucionarios financiados por la CIA, colorados, liberales, oviedistas, febreristas, comunistas y luguistas independientes luchando con fiereza por embanderarse con el “socialismo del siglo XXI”, vale preguntarse: ¿En qué consiste y qué misteriosas razones estimulan las súbitas e incondicionales adhesiones a esta nueva ideología?
Esta corriente ya ha producido el milagro de que el Partido Colorado, eterno socio menor del imperialismo yanqui-brasilero y puntal de las dictaduras neo-nazis y anti-izquierdistas de Higinio Morínigo en adelante, dé un dramático vuelco hacia el “socialismo humanista” en su última Convención.
Martín Chiola, quien anteriormente recorría las unidades militares para arengar a los cimeforistas en contra de la amenaza bolchevique y el castrismo, hoy parece dispuesto a reemplazar todos los retratos con Stroessner que coleccionó en el transcurso del tiempo, por su foto junto al líder revolucionario cubano Fidel Castro. Y todo eso por obra y gracia del socialismo del siglo XXI, ni más ni menos.
Mientras los furiosos guevaristas del PMas se muestran tibios y vacilantes con respecto a temas vidriosos como Hugo Chávez o Evo Morales, temerosos de perder el apoyo de la prensa subsidiaria de la CIA y de la USAID, o los dólares de las ONGs fantasmas que desvían hacia el electoralismo, el oficialismo colorado ovaciona a su líder tocado con una boina roja al estilo de los paracaidistas de aquella ribera del Arauco, denosta en la misma ONU contra las políticas del imperio con más virulencia que el canciller cubano Pérez Roque y pellizca al mismo tiempo dólares a Taiwán sólo para demostrar que nadie es perfecto en la vida.
La adhesión al socialismo del siglo XXI cautiva incluso a los propagandistas de George W. Bush como Ricardo Canese, quien ha llegado a defender en sus artículos la iniciativa reciente del campeón mundial del antiterrorismo de convertir los alimentos en combustible-aún a riesgo de incrementar el peligro de una hambruna mundial masiva, sin por ello dejar de ser un socialista del siglo XXI a carta cabal. Después de todo, no hay nada incoherente en ser un zurdo convencido y promocionar las ideas de un personaje con tales niveles de inconciencia como para amenazar a la humanidad con una Tercera Guerra Mundial, que esta vez sería con armas atómicas.
El Socialismo del siglo XXI es tan carismático que hasta Alfredo Jaeggli ensaya su mejor sonrisa para minimizar los límites ideológicos que separan a éste del liberalismo de Locke, Smith y Friedman, e incluso visita al embajador cubano para solicitarle becas. Carlos Mateo Balmelli y su pequeño saltamontes Blas Llano, se muestran dispuestos a vestirse con la camiseta del Che Guevara, emulando a su correligionaria Elba Recalde si es necesario, para no importunar a los adherentes de tan magnética corriente de pensamiento.
Federico Franco se fotografía tomado de la mano con Camilo Soares, agitando una bandera roja con el rostro del Che, mientras caen las serpentinas sobre ambos y el público vibra haciendo hurras al socialismo del siglo XXI, una ideología capaz de unir por la misma causa a Sharon y Arafat, a Joseph Ratzinger y Leonardo Boff.
Todo es paz y amor gracias a la utopía que acabó con la historia en forma más expeditiva que el libro de Fukujama, con el sencillo recurso de la billetera petrolera. Si me permiten la pregunta, ¿No sería más acertado el denominativo de “oportunismo del siglo XXI”?
APÉNDICE:

LOS FINANCISTAS E IMPULSORES DE FERNANDO LUGO: GRANDES ESTAFADORES DE LA IZQUIERDA LATINOAMERICANA
Los monaguillos a sueldo del imperio que cercaron al obispo Fernando Lugo, a pesar de lo que la prensa maccartista heredada de Stroessner se esfuerza en hacer creer, en realidad son viejos agentes del imperialismo norteamericano. Se cuentan entre ellos:
* Guillermina Kanonikoff y Raul Monte Domecq, financistas de Lugo. Reciben dólares de USAID a través de la ONG fantasma Gestión Local.*Camilo Soares, agente de la NED, referente de la Casa de la Juventud, beneficiaria de Dólares de la IAF.
*PMAS: partido surgido gracias a la acumulación de dólares del grupo anterior, recibió en el 2004 127.000 dólares de IAF, institución manejada por George W. Bush.
*Ricardo Canese, dirigente de Tekojoja. Propagandista de los planes de biocombustibles de George W. Bush.
*Aldo Zucolillo, ex propagandista del dictador Stroessner, mecenas del centro de detención y torturas de la dictadura paraguaya y alabardero del genocida Jorge Rafael Videla, hoy entusiasta impulsor de la candidatura de Fernando Lugo.
*Julio Benegas, empleado de Zucolillo en su diario ABC color, signatario de acuerdos con AFL-CIO, reputado peón de los fraudes imperialistas.

De acuerdo al informe de actividades de las aludidas agencias norteamericanas y los planes para el nuevo siglo pueden encontrarse los siguientes datos sobre estos puntales del luguismo:

GESTION LOCAL (Raúl Monte Domecq y Guillermina Kanonnikoff). Recibe fondos de USAID “para la publicación de material didáctico para comisiones vecinales”.

CASA DE LA JUVENTUD-PARAGUAY- PARTIDO MOVIMIENTO AL SOCIALISMO. En el 2004 la Casa de la Juventud recibió 127.000 dólares, por dos años, que “proporcionará apoyo institucional, educativo y técnico a organizaciones para jóvenes. La donación de la IAF apoyará la participación de los jóvenes en audiencias públicas, fortalecerá sus destrezas para la búsqueda del consenso y financiará el diseño de campañas públicas de información y el otorgamiento de pequeñas donaciones a jóvenes paraguayos de aproximadamente 10 localidades. “La Casa” espera beneficiar a cerca de 4.200 jóvenes de vecindarios de bajos ingresos”. Sus referentes principales son Rocío Casco y Karina Rodríguez. (Nota: Camilo Soares, vinculado a la Casa de la Juventud, y Richard Ferreira, del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), asistieron a la Segunda Asamblea del Movimiento Mundial por la Democracia, organizada por la National Endowment for Democracy, realizada en la ciudad de São Paulo, Brasil, del 12 al 15 de noviembre del año 2000. World Movement for Democracy - Second Assembly Report- Fuente: http://www.wmd.org/second_assembly/participants.html)

También vale acotar que Camilo Soares fue integrante de la agrupación Patria Libre, vinculada por los organismos represivos a varios secuestros , sin haber sufrido jamás persecución, hecho que ha generado suspicacias entre los integrantes de PPL refugiados en el exterior o detenidos en cárceles de Paraguay.


FREEDOM HOUSE. (Casa de la Libertad) fue fundada en 1941, “para consolidar las instituciones libres en el país y en el extranjero”. Actualmente cuenta con 4.000 miembros. La Casa de la libertad ha recibido y recibe financiamiento del gobierno de los EEUU a través de la National Endowment for Democracy (NED). Este fondo se canaliza a través de la Casa de la Libertad para organizaciones privadas en el extranjero. Los beneficiarios de la NED, a través de la Casa de la Libertad, incluye a países como Sudáfrica, la ex Unión Soviética, Costa Rica, Paraguay, El Salvador, Honduras, Guatemala, Pakistán, Polonia, Hungría, etc. Por consiguiente, la Casa de la Libertad funciona como un embudo por donde pasan los fondos que concede la NED. Un ejemplo en Paraguay es Radio Ñandutí, que a través de la Casa de la Libertad ha recibido importantes sumas de dinero de la National Endowment for Democracy (NED).
Leonard Sussman, agente de la CIA y Director Ejecutivo de la Casa de la Libertad, realizó una visita a Paraguay a fines de 1987, siendo uno de sus principales favorecidos el sr. Aldo Zucolillo, quien a través de su diario ABC Color publicitó entusiastamente la candidatura de Fernando Lugo. El obispo por su parte acusó sumisión a las pautas editoriales del periódico en varios temas, como el de Itaipú y Yacyretá, utilizados por Zucolillo para atacar al MERCOSUR en beneficio de intereses norteamericanos.

También se cuentan entre empleados de Zucolillo exponentes como Julio Benegas, signatario de acuerdos con la AFL-CIO, reputado peón en los fraudes imperialistas.
El 21 de setiembre de 2005 fue firmado entre el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SITRAPREN) y el auspicio del Centro Americano para la Solidaridad Sindical Internacional de la AFL-CIO, un proyecto con miras a lograr el fortalecimiento sindical en ambos sindicatos. El proyecto se firmó en Asunción con la presencia del representante del Centro de Solidaridad, oficina para Sudamérica, Sr. Bryan Finnegan.
La AFL-CIO ha apoyado todas las grandes guerras imperialistas de los USA (Corea, Vietnam, Afganistán, Yugoslavia e Irak), así como todas las grandes intervenciones estadounidenses (Guatemala 1954, Chile 1973, Guayana 1955, Irán 1955, Panamá 1980, Granada 1983 y Venezuela en el 2002 –
También escribe en ABC color (de Zucolillo, insistimos) Ricardo Canese, quien apoya en sus columnas la política energética de George W. BUSH.
RADIO CARITAS. Recibió 40.000 dólares de la embajada para “sus programas de educación cívica, consistentes en entrevistas con tribuna libre”. LUIS AGÜERO WAGNER